Dr. Gerardo Vitale Profesionalismo, responsabilidad y dedicación

Várices o insuficiencia venosa

26 agosto, 2018 - Varices

Introducción

El drenaje venoso normal de las extremidades inferiores se efectúa a través de sistemas venosos independientes, estos son:

  1. Sistema venoso superficial: Este sistema transcurre por el espesor de la piel y en el  tejido celular subcutáneo, drena entre el  10 a 15% del caudal sanguíneo de las piernas. Conformado por las principales venas: la safena interna o magna y la safena externa o menor.
  2. Sistema venoso profundo: drenan de 80 a 85% de la sangre venosa de las piernas. Este sistema tiene las venas tíbiales, peroneas, poplíteas, femorales superficiales, profundas y comunes.
  3. Sistema venoso comunicante o venas perforantes: llevan la sangre del sistema venoso superficial al sistema venoso  profundo. En las piernas hay 16 venas perforantes. Ver figuras 1 y 2.

La dirección del flujo de la sangre venosa de las extremidades inferiores en condiciones normales, fluye desde el sistema venoso superficial hasta el sistema venoso profundo de las piernas, luego se dirige al corazón. Las válvulas del sistema venoso superficial, venas comunicantes y venas profundas son unidireccionales, es decir, impiden el regreso de la sangre. Ver figura  3 y 4.

Tipos de Várices

Las várices primarias o esenciales: se producen por alteración de las fibras colágenas de la pared venosa,  sin causa previa. Lo que origina una acumulación progresiva de sangre localmente con aumento de la presión venosa (hipertensión venosa).  Estos cambios originan dilatación, pérdida de la elasticidad, tortuosidad, e inflamación de la pared venosa y várices. Ver figura 5.

Várices secundarias: son consecuencia de una insuficiencia del sistema venoso profundo o de las perforantes o comunicantes por causa de un trombo. El trombo causa una hipertensión venosa distal con inflamación de la pared venosa (tromboflebitis), dilatación y daño de las válvulas comunicantes, originando así las várices. Ver figura  6 y 7.

Presentaciones clínicas de la insuficiencia venosa

  1. Telangiectasias: son dilataciones de pequeñas venas, arteriolas o de ambas, son superficiales. Están ubicadas en el área intradérmica o subepidérmicas, palidecen a la presión digital, tienden a confluir.  Normalmente son llamadas “arañas vasculares” o “capilares”.  Pueden ser  de color rojo, cuando predomina la circulación arterial sobre la venosa o de color azulado si predomina la sangre venosa; su diámetro es menor a 1 mm. La aparición de las telangiectasias, determina la primera etapa de la enfermedad y afecta a más del 50% de la población. Ver foto número  1.
  2. Venas reticulares: son venas de color verde azulado, pertenecen al área subdérmico de la piel, son lineales de 1 a 3 mm de diámetro, tienen forma de redes y se ubican mayormente en el área los muslos y área poplítea. Ver fotos número  2 y 3.
  3. Várices abultadas (tronculares): con aspecto de cuerdas, aparecen en cualquier parte de las piernas o muslos; son venas mayores de 3 mm de diámetro. Afectan al 30% de la población. Ver fotos número 4  y 5.
  4. El edema vespertino: es también una manifestación clínica de deficiencia venosa, el mismo  se localiza en los tobillos y normalmente disminuye en reposo.
  5. La lipodermatoesclerosis: se caracteriza por  la aparición de un color  “cobrizo” o café que presenta la piel lesionada, sobre todo en  pacientes de más de 10 años de evolución de la enfermedad. Ver fotos número  6, 7 y 8.
  6. Ulceraciones en el área del tobillo. Ver foto número  9.
  7. Enrojecimiento o eritema de la zona con dolor por varicoflebitis local: aquí los capilares venosos están  dilatados, alongados y tortuosos. Ver foto número 10
  8. Pesadéz y cansancio de las piernas.
  9. Calambres en la pantorrilla, sobre todo de tarde y noche.
  10. Prurito intenso en la piel.
  11. Síndrome de piernas inquietas.
  12. Eczema, dermatitis.
  13. Sensación de colar en las piernas.

Pruebas diagnósticas

Existen varias pruebas que ayudan a diagnosticar la insuficiencia venosa de un paciente, entre ellas podemos mencionar:

1.- Plestimografia: Es una prueba diagnóstica usada sobre todo en pacientes con insuficiencia venosa sin várices superficialmente visibles; pero con cambios cutáneos, se usa para medir la presión venosa y determinar el grado de insuficiencia venosa, (Véase imagen 1).

2.- Eco Doppler: Es otro estudio no invasivo que se indica para el diagnóstico de la insuficiencia venosa. La ecografía doppler a color es el patrón de oro en el diagnóstico de insuficiencia venosa, (Véase imagen 2).

3.- Flebografía: Este tipo de prueba diagnóstica invasiva, utiliza la colocación de contraste intravenoso, tomar imágenes por radiografía se recomienda para pacientes con malformaciones anatómicas, candidatos a cirugía de sistema venoso profundo y varices recidivantes, (Véase imagen 3 y 4).

4.- Otros estudios clínicos: son la angio tomografía, angio resonancia, radioisótopos.

Tratamientos

El tratamiento de las várices depende de los síntomas, el tiempo de evolución de la enfermedad y posibles complicaciones.

1.- Tratamiento no farmacológico:

  • Se recomienda realizar ejercicios sencillos para activar la bomba muscular, como por ejemplo; subir las extremidades inferiores, elevándolas a una altura promedio de 15 cms, durante un tiempo máximo de 10 minutos.
  • En los pacientes que presenten obesidad, es necesario perder peso.
  • No se recomienda usar ropa ni fajas ajustadas.
  • Humectarse regularmente la piel de las piernas.
  • El uso de medias de compresión media o baja. La compresión ideal es de clase I donde la presión es de 10 a 20 mmHg, constituyen un tratamiento eficaz de la enfermedad venosa crónica. Una presión inferior a 10 – 15 mmHg es inefectiva y una compresión mayor puede no aportar ningún beneficio adicional. Se colocaran desde las primeras hora de la mañana y se deben renovar cada 3 – 6 meses.
  • Evitar levantar pesas con las extremidades inferiores.
  • Evitar uso de anticonceptivos -en lo posible-.
  • No fumar.

2.-Tratamiento farmacológico: 

Existen varios medicamentos o fármacos venoactivos, algunos son sintéticos y otros naturales para tratar los síntomas como son: ruscus aculeatus, hesperidina, troxerutina, Ginkgo Biloba

Diosmina, Dobesilato de calcio, Castaña de india etc. pueden actuar en la macro y microcirculación, en la pared venosa, en las válvulas, disminuyendo la reacción inflamatoria.

La pentoxifilina  hay evidencia clínica para utilizarla en la ulcera varicosa.

No hay evidencia clínicas que el uso de agentes antiplaquetario, anticoagulantes, diuréticos sirvan para el manejo de la insuficiencia venosa.

3.-Tratamiento médico:

Se requiere permeabilidad del sistema venoso profundo y que las várices no tengan tortuosidad excesiva para usar los tres primeros métodos como son;

  • Escleroterapia farmacológica.
  • Aplicación de Láser especifico.
  • Aplicación de radiofrecuencia.

Prevención

La manera de prevenir las várices pueden ser:

  • Realizando ejercicio de las extremidades inferiores.
  • Evitando períodos prolongados estando de pie.
  • El uso de medias compresivas puede ayudar a impedir la progresión de las varices.
  • En viajes prolongados, se sugiere permanecer bien hidratado y realizar ejercicios de contracción isométrica de las pantorrillas.

Casos Clínicos

A continuación le mostraremos casos clínicos de insuficiencia venosa en piernas y rostro (área nasal), que fueron tratados en el Centro Dr.Vitale; es importante señalar que, la demostraciones aquí presentadas, son el resultado de una sola sesión de tratamiento en todos los casos.

Referencias Bibliográficas

  • Harrison, Principles of Internal Medicine Ed.18. Editorial McGraw-Hill Goldman and Cecil, Internal Medicine Ed. 24, Editorial Elsevier Braunwald, Heart Diseases, Ed. 8 Schwartz.
  • Principios de Cirugía Ed 9 Editorial McGraw-Hill Bates, Guía de Exploración Física e Historia Clínica Ed 10 Editorial Lippincott Williams & Wilkins Coon WW, Willis PW 3rd, Keller JB.
  • Venous thrombo embolism and other venous disease in the Tecumseh community health study. Circulation. Oct 1973;48(4):839-46. Callam MJ.
  • Epidemiology of varicose veins. Br J Surg. Feb 1994;81(2):167-73. Carpentier PH, Maricq HR, Biro C, Ponçot-Makinen CO, Franco A.
  • Prevalence, risk factors, and clinical patterns of chronic venous disorders of lower limbs: a population based study in France. J Vasc Surg. Oct 2004;40(4):650-9.
  • Yamamoto N., Takaba T., Hori G., Funami M., Yoshizawa T., Nomoto S., et al. Reconstruction with insertion of expanded polytetraluoroethylene (EPTFE) for iliac venous obstruction. J Cardiovasc Surg (Torino) 1986;27(6):697- 702. .
  •  Comerota A.J., Aldridge S.C., Cohen G., Ball D.S., Pliskin M.,White J.V. A strategy of aggressive regional therapy for acute iliofemoral venous thrombosis with contemporaryvenous thrombectomy or catheter-directed thrombolysis. J Vasc Surg 1994;20(2):244-54. .
  • Gruss J.D., Hiemer W. Results of femoropopliteal and femorotibial greater saphenous vein in situ bypass. Life table analysis. Int Angiol 1992;11(2):94-105. .
  • Husfeldt K.J. Venous replacement with Gore-tex prosthesis: experimental and first clinical results. Pelvic and abdominal veins: Progress in diagnosis and therapy. Amsterdam: Excerpta Medica, 1981. pp. 249-58.
  • Dale W.A., Harris J., Terry R.B. Polytetraluoroethylene reconstruction of the inferior vena cava. Surgery 1984;95(5):625-30. . Ijima H., Kodama M., Hori M. Temporary arteriovenous fistula for venous reconstruction using synthetic graft: a clinical and experimental investigation. J Cardiovasc Surg (Torino) 1985;26(2):131-6.
  • Plate G., Einarsson E., Eklof B., Jensen R., Ohlin P. Iliac vein obstruction associated with acute iliofemoral venous thrombosis. Results of early reconstruction using polytetraluoroethylene grafts. Acta Chir Scand 1985;151(7):607-11.
  •  Okadome K., Muto Y., Eguchi H., Kusaba A., Sugimachi K. Venous reconstruction for iliofemoral venous occlusion facilitated by temporary arteriovenous shunt. Long-term results in nine patients. Arch Surg 1989;124(8):957-60.

Agradecemos su atención, recuerde visitar nuestra página de contacto para mas información

Comente con responsabilidad, gracias por ayudarnos a mejorar el contenido.
Su email no será publicada.

*
*