Dr. Gerardo Vitale Profesionalismo, responsabilidad y dedicación

Categoría - Medicina Interna y del Dolor

Complicaciones de la lipoescultura o liposucción

13 abril, 2014 - Medicina Estética

Este artículo esta dirigido a la orientación sobre la técnica de lipoescultura o liposucción y los riesgos que implica.

Liposucción: La liposucción es uno de los procedimientos de cirugía cosmética más populares realizados por cirujanos plásticos de todo el mundo.

El principio de la liposucción no es la pérdida de peso, ya que está destinado a ser un procedimiento para moldear el contorno corporal.

En este procedimiento, se pueden presentar complicaciones y resultados desfavorables.

Existen muchas técnicas de lipoescultura:

1.- La liposucción tumescente

2.- La liposucción asistida por ultrasonido

3.- La liposucción asistida por láser

4.- La liposucción asistida por succión.

Las complicaciones locales son:

1.- Edema y equímosis: será evidente dentro de las primeras 24 a 48 horas después de la intervención y sigue aumentando ligeramente durante los siguientes 10 a 14 días. En ocasiones, el edema post-operatorio musculoso con dolor y el malestar inusual, persisten más allá de 6 semanas y es debido a un trauma excesivo en los tejidos; que conducen a una lesión de fibrosis con irregularidades de la superficie de la piel.

2.- Seromas: Es una acumulación de líquido seroso en la zona operada; puede provenir debido a un trauma excesivo de tejido, por la rotura de la red de tejido fibroso; originando una formación de cavidad única, o puede ser debido a un significativo daño a los vasos linfáticos. Generalmente se detecta a partir del séptimo al decimo día post-operatorio y son más comunes en los muslos exteriores y posteriores y en la parte inferior del abdomen. Los tratamientos generalmente aplicados en estos casos, son la aspiración con aguja y/o raspado.

3.- Hematomas: Son colecciones hemorrágicas ocasionadas por la técnica aplicada, por el tipo de cánula usada, o por no prevenir ciertos problemas como; pacientes con alteración en la pantalla de coagulación, disfunción hepática, etc.

4.- Infección: Es una complicación de muy poca ocurrencia, menos del 1 % siempre y cuando, se tengan en cuenta la asepsia y antisepsia del quirófano y del instrumental, así como alteraciones del estado inmunológico del paciente y/o enfermedades asociadas.

5.- Exceso de corrección: se produce por la extracción de más grasa de la línea de contorno deseada, esto causará deformidad local.

6.- Sub-corrección: implica dejar exceso de grasa  de un contorno, al igual que el caso anterior; causa deformidad local.

7.- Irregularidades de superficie: son ondulaciones en la superficie como hoyuelos, surcos, arrugas o pliegues, abolladuras.  Las causas que la producen pueden ser;  fibrosis con adherencias, liposucción demasiado superficial, prendas de compresión inapropiada, mala postura, piel redundante.

8.- Asimetría: se produce por  la eliminación de la grasa en forma no simétrica.

9.- Laxitud de la piel: esto se produce por la gran cantidad de grasa extraída y la no retracción de la piel.

10.- Hiperpigmentación de la piel: es causada por depósitos de hemosiderina, presión excesiva de las prendas de compresión, exposición solar etc.

11.- Cicatrización defectuosa: son cicatrices deprimidas, queloides, cicatrices hipertróficas.

12.- Necrosis de la piel: se produce por liposucción superficial excesiva, quemaduras por ultrasonido o láser del plexo vascular subdérmico de la piel; la cual causa la muerte de la piel.  El paciente puede tener deformidades y ameritará injertos de piel.

13.- Secuelas neurológicas; entre las secuelas neurológicas están:

13.1.- La hipoestesia (poca sensibilidad de la piel), se presenta después de la liposucción y puede durar hasta un año.

13.2.- Dolor Crónico que puede ser ocasionado por una lesión del musculo o fascia.

13.3.- La hiperestesia, se presenta por daño de los nervios sensoriales.

14.- Desviación umbilical: desplazamiento del ombligo, se evidencia después de la liposucción.

Complicaciones sistémicas:

1.- Pérdida de sangre significativa: es ocasionada durante la liposucción por lipoaspirado, espacios muertos (pérdida de sangre interna), pérdida de sangre por las esponjas etc. El paciente según su condición clínica, debe recibir transfusión, coloides, etc.

2.- Hipotermia: se define como temperatura corporal debajo de 35 grados C, esto puede causar eventos cardíacos, aumento de hemorragia, infección, sepsis, retraso en la cicatrización.

3.- Tromboembolismo pulmonar: consiste en la producción de coágulos o trombos en las venas profundas de las piernas, que migran hacia los pulmones, causando obstrucción del flujo sanguíneo. Hay diversos factores que influyen en la generación de esta complicación; como son, la deshidratación, el uso de anticonceptivos, el ser fumador crónico, la obesidad, las várices y la hipercoagulabilidad.  Estadísticamente esta complicación es causante del 25% de las muertes de pacientes que se someten a la lipoescultura.

4.- Perforación visceral: es responsable del 15 % de muertes.

5.- Infección fulminante: esta complicación está asociada a pacientes con abuso de drogas intravenosas, enfermedades gastrointestinales malignas, edad mayor a 50 años, diabetes, estado inmunosuprimido, abuso de alcohol, desnutrición, etc.

6.- Síndrome de embolia grasa: ésta complicación genera una mortalidad entre el 10 y el 15% de los pacientes que se someten a Liposucción, se produce por el daño que causan los ácidos grasos (grasa) al entrar a las venas, desplazándose posteriormente; hasta los pulmones, donde producen daño del endotelio pulmonar.

7.- Edema agudo del pulmón: se produce por exceso en la infiltración e infusión de suero durante el procedimiento.

 La liposucción NO DEBE SER COMBINADA CON OTRO PROCEDIMIENTO QUIRURGICO, y al mismo tiempo; se recomienda que la intervención no debe ser mayor de dos horas, porque existe la posibilidad de la generación del Tromboembolismo.

Esta información fue extraída del artículo: Indian J. Plast Surg, 2013 mayo-agosto; 46 (2): 377-392

Los efectos clínicos e histológicos de CO2

Los efectos clínicos e histológicos de CO2 el tratamiento con láser de queloides.

Los queloides y las cicatrices hipertróficas son respuestas anormales a la cicatrización de heridas. En general, los queloides exhiben un crecimiento proliferativo más allá de los márgenes de la cicatriz y siguen siendo persistentes; mientras que las cicatrices hipertróficas están contenidas a la herida original y pueden retroceder en el tiempo. En particular, la formación de queloides es uno de los problemas clínicos más difíciles, con frecuencia cada vez mayor en la práctica quirúrgica. Hay muchos tratamientos disponibles, tales como corticosteroides intralesionales, aplicaciones tópicas, crioterapia, escisión quirúrgica, radioterapia, láminas de gel de silicona, presoterapia, y la terapia con láser. No hay pautas establecidas para el tratamiento de queloides y los tratamientos más comunes son individualizados y dependen de la distribución, el tamaño, el grosor y la consistencia de las lesiones.

 Los autores han evaluado el láser de dióxido de carbono con éxito en el tratamiento de queloides y el objetivo de este estudio fue determinar los efectos histológicos y clínicos a corto y largo plazo de queloides después de láser de dióxido de carbono. Se evaluaron cincuenta pacientes consecutivos (40 mujeres, 10 hombres, de edades entre 18-60 años, edad media 40 años) con queloides de estado moderado a severo. Todos los pacientes recibieron tratamientos regionales (deltoides, el codo, el mentón y el oído) de forma ambulatoria con láser CO2 de alta energía. Se evidenció una mejoría clínica inmediata y prolongada significativa del tono de la piel, textura. 

Se observó remodelación dérmica también en el examen histológico de tejido de biopsia después del tratamiento. Por lo que el láser de dióxido de carbono parece ser eficaz y bien tolerado para el tratamiento de queloides, evitando los efectos adversos y largo tiempo de recuperación.

Referencias

Noticia extraída de: Láser en Ciencias Médicas 05 2013 , Volume 28 , Issue 3 , pp 957-964.