Dr. Gerardo Vitale

Profesionalismo, responsabilidad y dedicación

Várices o insuficiencia venosa

26 agosto, 2018 - Varices

Introducción

El drenaje venoso normal de las extremidades inferiores se efectúa a través de sistemas venosos independientes, estos son:

  1. Sistema venoso superficial: Este sistema transcurre por el espesor de la piel y en el  tejido celular subcutáneo, drena entre el  10 a 15% del caudal sanguíneo de las piernas. Conformado por las principales venas: la safena interna o magna y la safena externa o menor.
  2. Sistema venoso profundo: drenan de 80 a 85% de la sangre venosa de las piernas. Este sistema tiene las venas tíbiales, peroneas, poplíteas, femorales superficiales, profundas y comunes.
  3. Sistema venoso comunicante o venas perforantes: llevan la sangre del sistema venoso superficial al sistema venoso  profundo. En las piernas hay 16 venas perforantes. Ver figuras 1 y 2.

La dirección del flujo de la sangre venosa de las extremidades inferiores en condiciones normales, fluye desde el sistema venoso superficial hasta el sistema venoso profundo de las piernas, luego se dirige al corazón. Las válvulas del sistema venoso superficial, venas comunicantes y venas profundas son unidireccionales, es decir, impiden el regreso de la sangre. Ver figura  3 y 4.

Tipos de Várices

Las várices primarias o esenciales: se producen por alteración de las fibras colágenas de la pared venosa,  sin causa previa. Lo que origina una acumulación progresiva de sangre localmente con aumento de la presión venosa (hipertensión venosa).  Estos cambios originan dilatación, pérdida de la elasticidad, tortuosidad, e inflamación de la pared venosa y várices. Ver figura 5.

Várices secundarias: son consecuencia de una insuficiencia del sistema venoso profundo o de las perforantes o comunicantes por causa de un trombo. El trombo causa una hipertensión venosa distal con inflamación de la pared venosa (tromboflebitis), dilatación y daño de las válvulas comunicantes, originando así las várices. Ver figura  6 y 7.

Presentaciones clínicas de la insuficiencia venosa

  1. Telangiectasias: son dilataciones de pequeñas venas, arteriolas o de ambas, son superficiales. Están ubicadas en el área intradérmica o subepidérmicas, palidecen a la presión digital, tienden a confluir.  Normalmente son llamadas “arañas vasculares” o “capilares”.  Pueden ser  de color rojo, cuando predomina la circulación arterial sobre la venosa o de color azulado si predomina la sangre venosa; su diámetro es menor a 1 mm. La aparición de las telangiectasias, determina la primera etapa de la enfermedad y afecta a más del 50% de la población. Ver foto número  1.
  2. Venas reticulares: son venas de color verde azulado, pertenecen al área subdérmico de la piel, son lineales de 1 a 3 mm de diámetro, tienen forma de redes y se ubican mayormente en el área los muslos y área poplítea. Ver fotos número  2 y 3.
  3. Várices abultadas (tronculares): con aspecto de cuerdas, aparecen en cualquier parte de las piernas o muslos; son venas mayores de 3 mm de diámetro. Afectan al 30% de la población. Ver fotos número 4  y 5.
  4. El edema vespertino: es también una manifestación clínica de deficiencia venosa, el mismo  se localiza en los tobillos y normalmente disminuye en reposo.
  5. La lipodermatoesclerosis: se caracteriza por  la aparición de un color  “cobrizo” o café que presenta la piel lesionada, sobre todo en  pacientes de más de 10 años de evolución de la enfermedad. Ver fotos número  6, 7 y 8.
  6. Ulceraciones en el área del tobillo. Ver foto número  9.
  7. Enrojecimiento o eritema de la zona con dolor por varicoflebitis local: aquí los capilares venosos están  dilatados, alongados y tortuosos. Ver foto número 10
  8. Pesadéz y cansancio de las piernas.
  9. Calambres en la pantorrilla, sobre todo de tarde y noche.
  10. Prurito intenso en la piel.
  11. Síndrome de piernas inquietas.
  12. Eczema, dermatitis.
  13. Sensación de colar en las piernas.

Pruebas diagnósticas

Existen varias pruebas que ayudan a diagnosticar la insuficiencia venosa de un paciente, entre ellas podemos mencionar:

1.- Plestimografia: Es una prueba diagnóstica usada sobre todo en pacientes con insuficiencia venosa sin várices superficialmente visibles; pero con cambios cutáneos, se usa para medir la presión venosa y determinar el grado de insuficiencia venosa, (Véase imagen 1).

2.- Eco Doppler: Es otro estudio no invasivo que se indica para el diagnóstico de la insuficiencia venosa. La ecografía doppler a color es el patrón de oro en el diagnóstico de insuficiencia venosa, (Véase imagen 2).

3.- Flebografía: Este tipo de prueba diagnóstica invasiva, utiliza la colocación de contraste intravenoso, tomar imágenes por radiografía se recomienda para pacientes con malformaciones anatómicas, candidatos a cirugía de sistema venoso profundo y varices recidivantes, (Véase imagen 3 y 4).

4.- Otros estudios clínicos: son la angio tomografía, angio resonancia, radioisótopos.

Tratamientos

El tratamiento de las várices depende de los síntomas, el tiempo de evolución de la enfermedad y posibles complicaciones.

1.- Tratamiento no farmacológico:

  • Se recomienda realizar ejercicios sencillos para activar la bomba muscular, como por ejemplo; subir las extremidades inferiores, elevándolas a una altura promedio de 15 cms, durante un tiempo máximo de 10 minutos.
  • En los pacientes que presenten obesidad, es necesario perder peso.
  • No se recomienda usar ropa ni fajas ajustadas.
  • Humectarse regularmente la piel de las piernas.
  • El uso de medias de compresión media o baja. La compresión ideal es de clase I donde la presión es de 10 a 20 mmHg, constituyen un tratamiento eficaz de la enfermedad venosa crónica. Una presión inferior a 10 – 15 mmHg es inefectiva y una compresión mayor puede no aportar ningún beneficio adicional. Se colocaran desde las primeras hora de la mañana y se deben renovar cada 3 – 6 meses.
  • Evitar levantar pesas con las extremidades inferiores.
  • Evitar uso de anticonceptivos -en lo posible-.
  • No fumar.

2.-Tratamiento farmacológico: 

Existen varios medicamentos o fármacos venoactivos, algunos son sintéticos y otros naturales para tratar los síntomas como son: ruscus aculeatus, hesperidina, troxerutina, Ginkgo Biloba

Diosmina, Dobesilato de calcio, Castaña de india etc. pueden actuar en la macro y microcirculación, en la pared venosa, en las válvulas, disminuyendo la reacción inflamatoria.

La pentoxifilina  hay evidencia clínica para utilizarla en la ulcera varicosa.

No hay evidencia clínicas que el uso de agentes antiplaquetario, anticoagulantes, diuréticos sirvan para el manejo de la insuficiencia venosa.

3.-Tratamiento médico:

Se requiere permeabilidad del sistema venoso profundo y que las várices no tengan tortuosidad excesiva para usar los tres primeros métodos como son;

  • Escleroterapia farmacológica.
  • Aplicación de Láser especifico.
  • Aplicación de radiofrecuencia.

Prevención

La manera de prevenir las várices pueden ser:

  • Realizando ejercicio de las extremidades inferiores.
  • Evitando períodos prolongados estando de pie.
  • El uso de medias compresivas puede ayudar a impedir la progresión de las varices.
  • En viajes prolongados, se sugiere permanecer bien hidratado y realizar ejercicios de contracción isométrica de las pantorrillas.

Casos Clínicos

A continuación le mostraremos casos clínicos de insuficiencia venosa en piernas y rostro (área nasal), que fueron tratados en el Centro Dr.Vitale; es importante señalar que, la demostraciones aquí presentadas, son el resultado de una sola sesión de tratamiento en todos los casos.

Referencias Bibliográficas

  • Harrison, Principles of Internal Medicine Ed.18. Editorial McGraw-Hill Goldman and Cecil, Internal Medicine Ed. 24, Editorial Elsevier Braunwald, Heart Diseases, Ed. 8 Schwartz.
  • Principios de Cirugía Ed 9 Editorial McGraw-Hill Bates, Guía de Exploración Física e Historia Clínica Ed 10 Editorial Lippincott Williams & Wilkins Coon WW, Willis PW 3rd, Keller JB.
  • Venous thrombo embolism and other venous disease in the Tecumseh community health study. Circulation. Oct 1973;48(4):839-46. Callam MJ.
  • Epidemiology of varicose veins. Br J Surg. Feb 1994;81(2):167-73. Carpentier PH, Maricq HR, Biro C, Ponçot-Makinen CO, Franco A.
  • Prevalence, risk factors, and clinical patterns of chronic venous disorders of lower limbs: a population based study in France. J Vasc Surg. Oct 2004;40(4):650-9.
  • Yamamoto N., Takaba T., Hori G., Funami M., Yoshizawa T., Nomoto S., et al. Reconstruction with insertion of expanded polytetraluoroethylene (EPTFE) for iliac venous obstruction. J Cardiovasc Surg (Torino) 1986;27(6):697- 702. .
  •  Comerota A.J., Aldridge S.C., Cohen G., Ball D.S., Pliskin M.,White J.V. A strategy of aggressive regional therapy for acute iliofemoral venous thrombosis with contemporaryvenous thrombectomy or catheter-directed thrombolysis. J Vasc Surg 1994;20(2):244-54. .
  • Gruss J.D., Hiemer W. Results of femoropopliteal and femorotibial greater saphenous vein in situ bypass. Life table analysis. Int Angiol 1992;11(2):94-105. .
  • Husfeldt K.J. Venous replacement with Gore-tex prosthesis: experimental and first clinical results. Pelvic and abdominal veins: Progress in diagnosis and therapy. Amsterdam: Excerpta Medica, 1981. pp. 249-58.
  • Dale W.A., Harris J., Terry R.B. Polytetraluoroethylene reconstruction of the inferior vena cava. Surgery 1984;95(5):625-30. . Ijima H., Kodama M., Hori M. Temporary arteriovenous fistula for venous reconstruction using synthetic graft: a clinical and experimental investigation. J Cardiovasc Surg (Torino) 1985;26(2):131-6.
  • Plate G., Einarsson E., Eklof B., Jensen R., Ohlin P. Iliac vein obstruction associated with acute iliofemoral venous thrombosis. Results of early reconstruction using polytetraluoroethylene grafts. Acta Chir Scand 1985;151(7):607-11.
  •  Okadome K., Muto Y., Eguchi H., Kusaba A., Sugimachi K. Venous reconstruction for iliofemoral venous occlusion facilitated by temporary arteriovenous shunt. Long-term results in nine patients. Arch Surg 1989;124(8):957-60.

Complicaciones por prótesis mamarias

29 julio, 2018 - Medicina Estética

Complicaciones por implantes mamarios

La colocación de prótesis mamarias se realiza por un procedimiento quirúrgico y  bajo anestesia general. Existen diferentes técnicas quirúrgicas para su colocación, como son Retro glandular donde la prótesis queda delante del tejido mamario y la  Retro pectoral donde la prótesis es colocada detrás del musculo pectoral mayor.

La incisión de entrada puede ser en el límite inferior de la areola, pliegue axilar y el surco mamario. En cada caso, el cirujano plástico deberá seleccionar la técnica de abordaje, área de colocación así como el volumen de la prótesis a colocar.

Las complicaciones se pueden dar inmediatamente después de la cirugía o meses y años posteriores a la colocación de la prótesis, algunas de las complicationes decritas en la literatura son:

Complicaciones agudas

  1. Complicaciones Agudas: Los procesos  infecciosos  son  una complicación seria y en su mayoría es producida por bacterias como; Staphylococcus aureus (esta bacteria es la más frecuente en la piel humana Staphylococcus coagulasa-negativa, S. epidermidis, Escherichia, Pseudomona spp y más raras las mycobacterias. Estadísticamente, la frecuencia de ocurrencia de procesos infecciosos es de aproximadamente del 2 al 4%. Los signos y síntomas que  presenta el paciente son: eritema o enrojecimiento local, induración, aumento de volumen del seno,  presencia de secreción por la herida frecuentemente es serosa o seropurulenta, dolor, fiebre, escalofríos,  esto ocurren  en su mayoría, durante el primer mes de colocado el implante, (véase casos 1, 2 , 3  y 4).
  2. Dolor local: Las causas de dolor localizado, son múltiples; ejemplo, colocación de  volumen de la prótesis no adecuado, mala  posición, etc.
  3. Hematomas: Consiste en la presencia de un coagulo de sangre o de suero llamado seroma, alrededor de la prótesis, el cual causa dolor, inflamación y se puede infectar
  4. Cicatrices hipertróficas: Estas se forman después de la cicatrización, se caracterizan por tornarse de color rojo, tener consistencia duras y por producir prurito, manteniéndose en el límite de la herida quirúrgica, (véase caso 5).
  5. Asimetría mamaria: Se caracteriza por una notoria disparidad de tamaño entre ambos senos.

 

 

Complicaciones crónicas

  1. Queloides: Cicatriz caracterizada por ser de color rojo, consistencia dura, causa prurito, sobrepasan los límites de  la herida quirúrgica y la  piel sana (véase caso 7 y 8).
  2. Desplazamiento de prótesis:  Cuando la prótesis se desplaza y causando deformidad de la mama (véase caso 9).
  3. Contractura capsular: El principal enemigo de los implantes, es la contractura capsular, las prótesis más modernas son texturizadas disminuyendo el riesgo de contractura capsular del  40% al  10-6%, según la implicancia de otros factores orgánicos. El organismo produce naturalmente alrededor del implante una cápsula fibrotica, la cual puede contraerse y dar lugar a la llamada contractura capsular alrededor de la prótesis mamaria. La cual causa  dureza del seno, dolor local y deformidad del seno.  Ésta es una de las complicaciones más frecuentes de las prótesis de silicona, presentándose hasta en el 20% de las pacientes.
  4. Exudado del gel: Salida de pequeñas cantidades de gel de silicona a través de la   membrana o bolsa de la prótesis, que se acumulan localmente.
  5. Rotura intracapsular: La capsula de prótesis se rompe pero la capsula fibrotica queda intacta por lo que la silicona permanece dentro de la prótesis.
  6. Rotura extra capsular:  Ruptura de las dos capas de la capsula  en la prótesis,  el  gel de silicona migra al exterior y actúa como material extraño al cuerpo, desencadenando una reacción inflamatoria crónica; formando los  silicomas, (véase fotos de resonancia nuclear magnética 1, 2 y 3).
  7. Síndrome de asia: Proceso inflamatorio e inmunológico por adyuvante, causando enfermedades como Artritis reumática, Lupus eritematoso sistémico, etc., en respuesta a la silicona de la prótesis.Además de las complicaciones crónicas antes descritas, también existen otras, como: Galactorrea, Calcificaciones mamarias, Migración de Silicona y Atrofia de tejido  mamario.

 

Además de las complicaciones crónicas antes descritas, también existen otras como: Galactorrea, Calcificaciones mamarias, Migración de Silicona y Atrofia de tejido mamario.

En las siguientes imágenes podemos apreciar un RNM (Resonancia Nuclear Magnética), de seno derecho con perforación de la prótesis. Silicona migrada al exterior, que causó a la paciente inflamación, dolor, supuración serosa y malestar general.

Finalmente señalamos algunos de los casos clínicos atendidos en el Centro Dr. Vitale., por presentar diversas complicaciones, como consecuencia de colocación de prótesis mamarias:

Caso 1: Paciente con proceso ulceroso, inflamación y dolor en seno izquierdo.

Caso 2: Paciente con inflamación de seno derecho y lesiones abiertas.

Caso 3: Paciente con herida de seno izq. posterior a colocación de prótesis mamaria.

Caso 4: Paciente con pérdida de sutura (dehiscencia), infección  y ulceración.

 

Caso 5: Paciente con cicatriz Hipertrófica.

Caso 6: Paciente con lesión ulcerada de herida posterior a implante mamario.

Caso 7: Paciente con lesión ulcerada de herida posterior a implante mamario.

Caso 8: Paciente con herida deforme posterior a implante mamario, corrección de herida.

Le invitamos a ver nuestros los casos clínicos de implantes mamarios tratados en el Centro Dr. Vitale.

Referencias Bibliográficas:

  1. Champaneria MC, Wong WW, Colina ME, SC Gupta. La evolución de la reconstrucción mamaria: Una perspectiva histórica. Mundial J Surg. 2012; 36 : 730-42. [ PubMed]
  2. Eklund GW, Busby RC, Miller SH, Trabajo JS. Mejora de la imagen de la mama aumentada. AJR Am J Roentgenol. 1988; 151 : 469-73. [ PubMed]
  3. Amano Y, Aoki R, S Kumita, T. Kumazaki de silicona-selectiva de imágenes multishot eco-planar para la encuesta MRI rápida de los implantes mamarios. Eur Radiol. 2007; 17 : 1875-8. [ PubMed]
  4. Baek WY, Lew DH, Lee DW. Un análisis retrospectivo de los implantes mamarios rotos. Arco Plast Surg. 2014; 41 : 734-9. [ PMC libres artículo] [ PubMed ]
  5. Venkataraman S, Hines N, Slanetz PJ. Desafíos en la mamografía: Parte 2, revisión de la multimodalidad de aumento de senos – hallazgos de imagen y complicaciones. AJR Am J Roentgenol. 2011; 197 : W1031-45. [ PubMed]
  6. Chung KC, malayo S, Shauver MJ, Kim HM. Análisis económico de las estrategias de cribado para la ruptura de los implantes mamarios de gel de silicona. Plast Surg Reconstr. 2012; 130 : 225-37. [ PMC libres artículo] [ PubMed ]
  7. Rubino C, Brongo S, Pagliara D, Cuomo R, Abbinante G, Campitiello N, et al. Las infecciones en los implantes de mama: una revisión con un enfoque en los países en desarrollo. J Infect Dev Ctries. 2014; 8 : 1089-1095. [ PubMed]
  8. Berg WA, Caskey CI, Cesta de picnic UM, Anderson ND, Chang BW, Sheth S, et al. El diagnóstico de rotura de los implantes de mama con RM, Estados Unidos, y la mamografía. Radiographics. 1993; 13 : 1323-1336. [ PubMed]
  9. Brown SL, Middleton MS, WA Berg, Soo MS, Pennello G. Prevalencia de ruptura de los implantes mamarios de gel de silicona revelados en la RM en una población de mujeres en Birmingham, Alabama. AJR Am J Roentgenol. 2000; 175 : 1057-1064. [ PubMed]
  10. Gorczyca DP, DeBruhl ND, Mund DF, Bassett LW. Signo linguini en la RM: ¿Representa la cubierta del implante de silicona colapsado? Radiología. 1994; 191 : 576-7. [ PubMed]
  11. Moschetta M, Telégrafo M, Cornacchia I, Vincenti L, Ranieri V, Cirili A, et al. Los implantes mamarios PIP: tasa de ruptura y correlación con el cáncer de mama. G Chir. 2014; 35 : 274-8. [ PMC libres artículo] [ PubMed ]
  12. Lindenblatt N, El-Rabadi K, Helbich TH, Czembirek H, Deutinger M, Benditte-Klepetko H. correlación entre los resultados de resonancia magnética y los hallazgos intraoperatorios en pacientes con implantes mamarios de silicona. Int J Womens Health. 2014; 6 : 703-9. [ PMC libres artículo] [ PubMed ]
  13. Bryant H, Brasher P. Los implantes de mama y el cáncer de mama – El nuevo análisis de un estudio de ligamiento. N Engl J Med. 1995; 332 : 1535-9. [ PubMed]
  14. Weathers WM, Wolfswinkel EM, Hatef DA, Lee IE, Hollier LH, RH Brown. Linfoma anaplásico de células grandes Implant-asociado de la mama: Insight en una enfermedad poco entendida. Can J Plast Surg. 2013; 21 : 95-8. [ PMC libres artículo] [ PubMed ]
  15. Herold C, Reichelt A, Stieglitz LH, Dettmer S, Knobloch K, Lotz J, et al. Volumetría de mama-evaluación basada en la resonancia magnética de tres soluciones de software diferentes. Imaging Digit J. 2010; 23 : 603-10. [ PMC libres artículo] [ PubMed ]
  16. Yoo A, Minn KW, Jin Estados Unidos. La resonancia magnética de imagen basados en el análisis volumétrico y su relación con el peso de mama real. Arco Plast Surg. 2013; 40 : 203-8. [ PMC libres artículo] [ PubMed ]

Manchas y envejecimiento

27 febrero, 2018 - Manchas

Manchas y envejecimiento

A medida que vamos envejeciendo, en nuestra piel también ocurren cambios; los cuales podemos apreciar a simple vista; tales como: resequedad, manchas, arrugas y flacidez.

Causas más frecuentes en el desarrollo del envejecimiento facial

  1. Constitución  genética
  2. Daño solar o Fotodaño -es una de la más importante-
  3. Consumo de cigarrillos
  4. Contaminantes ambientales
  5. Stress
  6. Hábitos nutricionales inadecuados, etc.

Piel envejecida y cambios anatómicos

  • A nivel de la capa dérmica las fibras elásticas y de colágeno se alteran y se degradan, originando en forma inicial los pliegues faciales o arrugas, como ejemplo: las patas de gallo, arrugas nasogenianas. Ver figuras 1, 2 y 3
  • Pérdida de la lubricación y grosor de la epidermis
  • Pérdida de tejido blando (tejido subcutáneo)
  • Pérdida del grosor de los huesos faciales
  • Redistribución de la grasa facial
  • Alteración en la pigmentación
  • Poros abiertos
  • Aparición de lentigos

Clasificación de  Fitzpatrick

Médicamente, para tratar el envejecimiento y las manchas faciales se debe evaluar el fototipo de piel de cada paciente (ver Tabla 1- Clasificación de Fitzpatrick), su genética, la condición de la piel, los hábitos del paciente, los productos que utiliza, etc.; todo esto es indispensable tenerlo presente para realizar un buen diagnóstico clínico y basado en ello; elaborar un plan de tratamiento, acorde a cada paciente; para así obtener un excelente resultado.

Fototipo I Personas de piel muy pálida, generalmente pelirrojos, con una piel que casi siempre se quema, apenas se broncea y que suelen sufrir reacciones fotoalérgicas al exponerse de forma prolongada a la luz solar directa.
Fototipo II Personas de piel blanca, sensible y delicada, en general de cabellos rubios o claros. Al igual que las de Fototipo I, apenas se broncean, con reacciones fotoalérgicas en caso de exposición prolongada al sol.
Fototipo III Es el Fototipo más común entre los europeos, correspondiendo a personas con cabellos castaños y pieles intermedias, que enrojecen primero y se broncean después de su exposición al sol.
Fototipo IV Pertenece a las personas de cabellos oscuros o negros, de pieles oscuras que se broncean con rapidez al exponerse al sol directo.
Fototipo V Personas cuya piel es más morena que la del Fototipo IV.
Fototipo VI Personas de piel muy oscura (tradicionalmente denominada “piel negra”).

Las modalidades de tratamientos para el rejuvenecimiento facial

  1. Tratamientos quirúrgicos o invasivos.
  2. Tratamientos No quirúrgicos – no invasivos: como ejemplo de algunas técnicas médicas a utilizar en esta modalidad de tratamientos, podemos mencionar: Peelings Químicos, Peeling Ultrasónico, Microdermoabrasión, Radiofrecuencia, Ultrasonido, Luz Intensa Pulsada, Fototerapia, Plasma Rico en Plaquetas, Electroporación, Ozono Terapia, Láseres, etc., como  ejemplo de éstos tenemos, CO2 fraccionado, ND: YAG, etc.

En el Centro Dr.Vitale contamos con todos las modalidades de tratamientos no quirúrgicos – no invasivos.

Casos clínicos tratados  en el  centro:

Caso Número 1: Paciente de 32 años con melasma facial de evolución crónica. Quien se había realizado múltiples tratamientos previos, sin resultado satisfactorio.

Caso Número 2: Paciente de 42 años, con melasma. Quien se había realizado diversos tratamientos previos  sin presentar mejoría clínica.

Caso Número 3: Paciente de 50 años, fumadora crónica, con severo envejecimiento facial dado por; aspecto cansado, sin brillo, manchas, poros abiertos, flacidez, pérdida de grasa, múltiples arrugas. Quien se había realizado diversos tratamientos previos  sin presentar mejoría clínica.

Caso Número 4: Envejecimiento facial en paciente de 62 años, quien presentaba marcada caída de párpados y arrugas “patas de gallo”.

Caso Número 5: Envejecimiento facial en paciente de 65 años, quien se había realizado diversos tratamientos previos; sin presentar mejoría clínica.

Caso Número 6: Paciente femenino de 69 años, con lentigos seniles en extremidades superiores.

Caso Número 7: Paciente femenina con exposición solar severa y crónica, presentó manchas, arrugas, hiperqueratosis y eritema severo en cara.

Caso Número 8: Paciente de 48 años, con melasma, quien  fue sometida a tratamientos previos sin resultado.

El Centro Dr. Vitale, pone a su disposición múltiples tratamientos No quirúrgicos, No invasivos; con equipamiento médico de última tecnología, brindándoles protocolos personalizados, sin alterar sus actividades cotidianas ya que no requieren reposo.

Manchas y dermatitis de contacto

19 febrero, 2018 - Manchas

Dermatitis Alérgica de contacto

Es originada por sustancias químicas que al tener contacto con la piel, causa el cuadro clínico y las subsiguientes complicaciones. Entre algunas sustancias químicas como ejemplo podemos citar; los antígenos de plantas (hiedra venenosa), tintes de pelo, cosméticos, guantes de látex, perfumes, níquel, etc.

Las manifestaciones clínicas en la piel son; Urticaria, Eritema o enrojecimiento local, exudado, prurito, edema y posterior pigmentación  según el área afectada y fototipo de piel.

Inicialmente hay un contacto periódico o continuo con el químico causante (o alérgeno) pero no hay respuesta inmediata en la piel (no hay síntomas clínicos), hasta que el alérgeno penetre la piel.

Esta reacción ocurre en la piel, estimulando células como los queratinocitos, células de Langerhans, células detríticas dermales, posteriormente; llegan  a los ganglios linfáticos estimulando las células T, las cuales se convierten en células T activadas y de memoria.  Si ocurre una nueva exposición  al alérgeno,  el sistema inmune que ya está sensibilizado a esa sustancia, libera sustancias proinflamatorias como interleucinas (IL) -6, IL-8, IL-17 y factor de necrosis tumoral (TNF) – α, etc. originando el cuadro clínico.

Generalmente, no se presentará una reacción a la sustancia cuando se exponga por primera vez a ésta; solamente se desarrollará una reacción tras futuras exposiciones.

La dermatitis de contacto por cosméticos es la más frecuente, con un gran impacto en la calidad de vida del paciente que lo padece; así como importante coste en su tratamiento.

Entre algunos de los productos que causan la dermatitis alérgica de contacto tenemos:

  1. Productos de higiene
  2. Productos de hidratación cutánea
  3. Productos cosméticos con fragancias
  4. Tintes capilares
  5. Otros: ciertos ingredientes naturales

A continuación presentamos algunos casos clínicos de dermatitis alérgica de contacto, tratados en el Centro Dr. Vitale:

Caso número 1:

Paciente femenina, quien a las 48 horas posteriores al uso de maquillaje facial presenta, ardor, eritema e Hiperpigmentación facial.

Caso número 2:

Paciente quien a las 72 horas posteriores al uso de crema hidratante facial presenta eritema, manchas y ardor en cara.

Caso número 3:

Paciente quien 2 días posteriores al uso de crema exfoliante presenta ardor, dolor, enrojecimiento y pigmentación en zonas expuestas.

Caso Número 4:

Paciente con melasma que luego de 2 días de la aplicación de cremas despigmentante presentó eritema severo, dolor y ardor facial.

Caso Número 5:

Paciente quien a las 48 horas posteriores a la aplicación de tratamiento capilar (baño de Queratina en el pelo), presenta lesiones inflamatorias, dolor  y ardor en región frontal.

Dermatitis por factores irritantes

Es  la  más común, no es una alergia y puede ser causada por el contacto con sustancias tóxicas como son, ácido de batería, y sustancias alcalinas como blanqueadores, jabones, disolventes, etc. La reacción es rápida, produciendo inmediatamente una lesión local irritante, roja, inflamada similar a una quemadura.

Caso número 6:

Paciente quien en forma inmediata posterior al uso de sandalias nuevas, presenta ardor, dolor y manchas en  ambos pies.

 

Referencias

  1. Jump up^Erkes, Dan; Selvan, Senthamil. “Hipersensibilidad de contacto inducida por haptenos, reacciones autoinmunes y regresión tumoral: verosimilitud de la inmunidad antitumoral mediadora” . Revista de Investigación de Inmunología . Hindawi . Consultado el 21 de abril de 2017 
  1. R. White,A.C. de Groot
  2. Cosmetic and skin care products Contact dermatitis, 4th ed., pp. 493-50  Laguna,J. de la Cuadra,B. Martín-González,V. Zaragoza,L. Martínez-Casimiro,V. Alegre
  3. Dermatitis alérgica de contacto por cosméticos Actas Dermosifiliogr, 100 (2009), pp. 53-60  Lindberg,M. Tammela,A. Boström,T. Fischer,A. Inerot,K. Sundberg
  4. Are adverse skin reactions to cosmetics underestimated in the clinical assessment of contact dermatitis? A prospective study among 1,075 patients attending Swedish patch test clinic Acta Derm Venereol, 84 (2004), pp. 291-295 B. Berne,M. Tammela,G. Färm,A. Inerot,M. Lindberg
  5. Can the reporting of adverse skin reactions to cosmetics be improved? A prospective clinical study using a structured protocol Contact Dermatitis, 58 (2008), pp. 223-227 http://dx.doi.org/10.1111/j.1600-0536.2007.01309.x
  6. Conde-Salazar,J. de La Cuadra,A. Alomar,A. García-Pérez,B. García-Bravo,J.M. Giménez Cama-Rasa
  7. Incidencia de sensibilizaciones por cosméticos (GEIDC-1991) Actas Dermosifiliogr, 83 (1992), pp. 383-386 A.C. De Groot,D.P. Bruynzeel,J.D. Bos,H.L. van der Meeren,T. van Joost,B.A. Jagtman
  8. The allergens in cosmetics Arch Dermatol, 124 (1988), pp. 1525-1529  M. Adams,H.I. Maibach
  9. A five-year study of cosmetics reactions J Am Acad Dermatol, 13 (1985), pp. 1062-1069 W. Boonchai,R. Desomchoke,P. Iamtharachai
  10. Trend of contact allergy to cosmetics ingredients in Thais over a period of 10 years Contact Dermatitis, 65 (2011), pp. 311-316  http://dx.doi.org/10.1111/j.1600-0536.2011.01978.x De Groot
  11. Fatal attractiveness: The shady side of cosmetic Clin Dermatol, 16 (1998), pp. 167-179 I. Orton,J.D. Wilkinson
  12. Cosmetic allergy: Incidence, diagnosis and managemen Am J Clin Dermatol, 5 (2004), pp. 327-337 L. Kohl,A. Blondeel,M. Song
  13. Allergic contact dermatitis from cosmetics. Retrospective analysis of 819 patch-tested patients Dermatology, 204 (2002), pp. 334-337 http://dx.doi.org/63379

Tratamiento de queloides

18 julio, 2017 - Medicina Estética

Qué es un queloide?

Es una alteración en la cicatrización desencadenada  por un trauma en la Piel (herida, quemadura, inyección, acné, tatuaje, etc.) Histológicamente (a través de microscopio), se observa hiperplasia de fibroblastos inmaduros (aumento en el número de las células), abundante producción de fibras de colágeno dispuestas en forma desorganizada y neo formación vascular (formación de nuevos vasos sanguíneos). Los queloides se forman en la Dermis y  generalmente son de carácter  benigno.

Infografia queloides

Infografia queloides

Etapas de la cicatrización normal

  1. Inflamatoria: aquí en esta etapa, se produce la coagulación que detiene la pérdida de    sangre, activación de plaquetas, acumulación de glóbulos blancos, etc. Esta etapa dura de 1 a 3 días.
  2. Proliferativa: Esta etapa ocurre simultáneamente con la fase inflamatoria, después de 2 a  3 días, se produce la migración de células epiteliales así como la formación de nuevos vasos sanguíneos (angiogénesis), lo que aporta  el oxígeno  y nutrientes a la zona en reparación. Comienza luego  la afluencia de fibroblastos, su número alcanza un máximo entre una a dos semanas después de producida la herida.Los Fibroblastos  se depositan en la base de la herida y posteriormente éstos producen el colágeno. Los fibroblastos comienzan a secretar una cantidad importante de colágeno, dos a tres días después de producida la herida; y su disposición alcanza su máximo de una a tres semanas después.La producción de colágeno continúa a buen ritmo durante dos a cuatro semanas, después de lo cual el ritmo de destrucción se equipara con el ritmo de producción hasta alcanzar un equilibrio. El colágeno es lo que le da resistencia a la herida. Las células epiteliales migran desde los borde de la herida de la capa basal, al nuevo tejido para crear una barrera entre la herida y el medio ambiente. La contracción del tejido en reparación se inicia una semana luego de producida la herida y puede durar varias semanas.La finalidad de la contracción es disminuir el tamaño de la herida. Una herida puede reducir su tamaño entre 40% a 80% luego de la contracción. Las heridas pueden contraerse a una velocidad de 0.75 mm por día.
  3. Remodelación o Maduración: Cuando los niveles de producción y degradación de colágeno se igualan, ha comenzado esta fase.  La fase de maduración puede durar un año o más, dependiendo del tamaño de la herida.  Durante la maduración, el colágeno de tipo III, que era el que prevalecía durante la proliferación, es degradado y en su lugar, se deposita el colágeno de tipo I que es más resistente.  En la medida que esta fase progresa, va aumentado la resistencia a la tracción de la herida, la resistencia de este tejido  alcanza un valor del  50% a un 80% de la resistencia del tejido normal.

Factores que pueden influir en la formación de los queloides

  • Se presenta en área de la piel con poca elasticidad y de tensión  como son la espalda, zona esternal, orejas, deltoides, posterior a reducción mamaria, dermolipectomia, etc.
  • Factor racial: Los Afroamericanos, asiáticos e  hispanos son más propensos a desarrollarlos
  • Edad: es  más común en personas menores de 30 años.
  • Factores Genéticos:
    • A menudo se transmiten la tendencia genética de padres a hijos.
    • Personas con el Grupo sanguíneo

Características clínicas de los queloides

  • Lesión de color rojo algunos se pigmentan si se exponen al sol.
  • Prurito y dolor local.
  • Puede haber irritación por fricción o roce.
  • La cicatriz sobrepasa los bordes de la herida.
  • Su consistencia es  dura, con retracción de tejidos circundantes ya que su crecimiento es variable e impredecible.
  • Aspecto Tumoral.
  • La lesión no mejora con el tiempo.
  • Reproducción frecuente post cirugía.
  • El tamaño es desproporcionado al daño por la injuria.
  • No desaparece con la compresión.
  • Puede aparecer meses después de la cirugía.

Técnicas para el tratamiento de queloides

Como parte del tratamiento existen numerosas técnicas indicadas a continuación:

  • Infiltración con esteroides
  • Radioterapia
  • Gel de silicona
  • Crioterapia
  • Inhibidor de la producción de colágeno
  • Agentes citotóxico
  • Láser

A continuación les muestro algunos casos de Queloides  tratados en el Centro Dr. Vitale

Caso clinico #1

Paciente que sufrió quemadura en cuello con producción de queloide

Caso Clínico #2

Paciente que presenta queloides posterior a una Dermolipectomia

Caso Clínico #3

Queloide por lifting facial en área de sutura en pabellón auricular izquierdo

Caso Clínico #4

Queloide por lifting facial en área de sutura en pabellón auricular derecho

Caso Clínico #5

Paciente con queloide en región esternal infectado y ulcerado posterior a múltiples infiltraciones

Caso Clínico #6

Paciente con queloide en oreja izquierda, posterior a perforación

Caso Clínico #7

Paciente con queloide de oreja derecha, posterior a perforación

Caso Clínico #8

Paciente con queloide en oreja derecha, posterior a perforación

Le agradecemos su atención y le invitamos a visitar nuestra pagina dedicada del Centro Dr. Vitale para información sobre horarios y localizacion.